Sí, gente, de la creadora de aquella entrada de Ah, haces dibujitos llega otra del estilo. Si también ilustras, te dedicas a alguna profesión artística o tienes relación con el emprendimiento online, estas frases te van a sonar. Porque, ¿a quién no le han escrito el típico email pidiendo trabajar gratis a cambio de… nada?. Porque sí, te lo argumentan con que te darán visibilidad, promoción, etc, pero eso es exactamente dedicar tu tiempo a la NADA más absoluta. Y total, te gusta tu trabajo y no te cuesta nada, ¿verdad?.

Yo diría que nunca he trabajado gratis. Sí que he colaborado ocasionalmente con alguna marca pequeña pero siempre a cambio de algo, en donde veía claro que había buena vibra y se daba un win-win. Pero cuando han sido propuestas de colaboración pagadas con visibilidad o con la oportunidad de ganar experiencia, he huido rauda y veloz como alma que lleva el diablo.

He estado haciendo memoria para recopilar las típicas frases que te dan como argumentos para convencerte de que trabajes gratis porque sí, ¿empezamos?.

1-Te dará visibilidad / Te haremos publicidad

En serio, ¿en la era de las redes sociales eso aún cuela cuando uno mismo puede crear una estrategia y promocionarse?. Que no os engañen, el que te mencionen una vez y de pasada ni es promoción ni es nada, prácticamente nadie va a ir a buscar quién eres. Además muchas veces ni te mencionan ni les importas porque total, ya tienen el trabajo por la cara.

2-Te dará experiencia

Veamos, ¿vas a poner en tu portfolio un trabajo que has hecho gratis y con desgana, del que ni siquiera te sientes orgulloso, o prefieres poner trabajo propio al que le has dedicado tiempo y ganas y que te ha quedado fetén?. A veces creemos que poner un trabajo para un cliente real llamará más la atención aunque sea una castaña. Y NO.

Pensadlo de este modo: si tu fueras el cliente, ¿contratarías a alguien que te presenta esa castaña mediocre o a alguien que presenta un portfolio elaborado en donde ves de lo que es capaz?. Las oportunidades, con constancia, acaban llegando, pero desde luego de las promesas de trabajar gratis para ganar experiencia mejor huir.

3-Te recomendaremos

¿Sí, y qué diréis de mí, que soy tan tont@ que trabajo gratis?, no, gracias. Pensad en el círculo en el que podéis entrar: trabajar gratis o muy mal pagado, que no te respeten como profesional, y peor aún, que no te respetes tú y minarte la moral.

Tal vez te interese:

4-Haznos la prueba y elegiremos la que más nos guste

No solo te piden que trabajes gratis, sino que se lo piden a más gente para tener todo un catálogo de opciones donde elegir por la patilla. De acuerdo, voy a ir por las panaderías de mi barrio a pedir una barra de pan, a ver dónde está más buena. Probablemente en el 100% de los casos me manden a la porra, ¿por qué en las profesiones artísticas se traga con esto?.

Y precisamente de eso va este vídeo.

5-¿Ah, pero que tu cobras?

No, los años de formación, el tiempo que he pasado hasta llegar a hacer mi trabajo de una forma profesional y decente, los materiales, etc, son gratis por tu cara bonita. Pues lo siento, pero mis vicios de pagar un techo, facturas, autónomos, comida y demás requieren de dinerito contante y sonante.

Esta hace tiempo que no la escucho, pero algunas veces me la soltaron en los primeros años.

6-Es por una causa benéfica

Ah, genial, me escribes desde una agencia en la que tú cobras, tus jefes cobran, la empresa cobra, el cliente gana buena pasta, y la única que no ve un duro en el proyecto soy yo pero, eh, es una buena causa. Pues oye, me voy a montar yo la ONG Apadrina a un ilustrador a ver si así me donan dinero.

Aquí distinguiría entre el caso anterior (mediante agencia o algún intermediario) y el caso de que la propia organización, ONG, protectora, etc, te escriba directamente. Muchas de ellas son pequeñas y los pocos recursos que obtienen los destinan a ayudar (por ejemplo, las protectoras y santuarios de animales). Si decides acceder a colaborar porque así lo sientes y dispones de tiempo, dejar claro siempre y por escrito lo que vas a hacer por ellos y cuánto tiempo vas a dedicarle, y nada de enredarse con los cambios.

7-¿Cobrar?, pero si deberías estar halagada de que queramos trabajar contigo

Esto es lo mismo que cuando un pavo te dice por la calle cualquier barbaridad, le mandas a la porra y encima se ofende porque oye, deberías estar halagada por darte una opinión de baboso desconocido que nadie ha pedido. Una red flag tan grande como la Catedral de Santiago, manda ese correo a la bandeja de spam.

Y 8 – Un último apunte

Es probable que alguna vez sientas la tentación de hacer un trabajo sin cobrar porque, por ejemplo, te ha llegado una oferta de una marca ó cliente grande. Te dirán también que será una buena oportunidad, que tendrás visibilidad, etc. Pero ten en cuenta que están aprovechando su nombre y reputación para no pagarte, precisamente. Te venderán la moto. Sólo te digo que una empresa grande SÍ TIENE DINERO PARA PAGARTE pero juegan con tus ganas de conseguir trabajo y/o con tu necesidad. Lo siento, pero no cuela que no tengan presupuesto y que la parte creativa sea la única que se queda sin cobrar mientras el resto de la cadena gana dinero.

Si trabajas gratis no van a respetar ni tu trabajo, ni a ti como persona (ya han visto que has cedido a no cobrar y cederás a otras cosas), ni el tiempo que le dediques al encargo. Y, por supuesto, ni te van a pagar esta vez ni te pagarán si vuelven a ofrecerte trabajo. Sólo ese apunte, para que lo tengas en cuenta.

Si quieres guardar este post en Pinterest puedes utilizar esta imagen

Estas serían las que recuerdo, seguro que si me estás leyendo te habrán soltado alguna. Y ya sabéis, trabajar gratis es caca, lo digo yo, te lo dice Bea Tormo y te lo dice también Emma Block. ¿Os suena alguna frase?, ¿os han dicho algún motivo para trabajar gratis que no esté aquí?.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *