Cómo dibujar caras para los personajes de tus ilustraciones

Un rostro es capaz de transmitir sentimientos y emociones con las que identificarnos como seres humanos, por algo tienen su propio género dentro de las Bellas Artes. Y es por eso que es tan importante saber dibujarlos bien, así que voy a contarte los pasos a seguir para dibujar caras de una manera sencilla.

En esta entrada no encontrarás datos sobre anatomía y mediciones. Mi objetivo es que entiendas cómo es la estructura y situar los rasgos faciales en su lugar para hacer los personajes de tus ilustraciones, cómics y dibujos.

Por qué es importante saber dibujar bien las caras

Cuando miras un cuadro, una ilustración, una fotografía, e incluso cine, lo primero que se lleva la atención de tu mirada son las caras. Por tanto, saber dibujarlas correctamente es fundamental.

Además, es de las primeras cosas que se nos ocurre dibujar. Independientemente de tu estilo o técnica que utilices, tienes que dominar la estructura, proporciones y simetría de la cara si quieres que tus ilustraciones y dibujos transmitan y resulten atractivos.

Entendiendo los rasgos faciales

Antes de empezar el tutorial, vamos a entender la forma de los rasgos faciales. Para ello, nos fijaremos en la forma del cráneo humano. Este se compone de dos partes, la parte superior y la mandíbula inferior. Normalmente, se empieza por dibujar un círculo y una cruz para simplificar la estructura del cráneo. La línea que cruza en vertical divide la cara en dos, la línea horizontal es la que posiciona ojos y orejas. Esa línea horizontal quedará ligeramente baja porque después colocaremos la mandíbula inferior. Con esta estructura básica, ya podemos determinar dónde irán los ojos, la nariz, la boca y las orejas.

Cómo dibujar un rostro de frente de manera fácil

Ahora que tenemos clara la estructura básica, vamos a ponerla en práctica dibujando una cara en posición frontal. Empezamos haciendo un círculo y trazaremos una línea vertical que lo divida en dos mitades iguales.

Seguiremos después dibujando la mandíbula inferior. Vamos a hacer, de momento, una mandíbula no demasiado pronunciada. Ahora trazaremos una línea horizontal en el lugar donde situaríamos los ojos, en este caso algo más abajo del centro del círculo. Hacemos también la madíbula.

Ahora añadiríamos ojos, nariz, orejas y boca, y ya tendríamos la cara lista.

Cómo dibujar un rostro de perfil de manera fácil

Al igual que en el rostro de frente, empezaremos haciendo un círculo. Ahora trazaremos la línea vertical, pero no dividirá el círculo en dos mitades iguales. En este caso, la desplazaremos a la derecha, ya que voy a hacer un rostro que está mirando hacia la izquierda. Esta línea la colocamos para situar por dónde irá la oreja.

A continuación, haremos la forma de la mandíbula. Trazaremos también la línea horizontal, al igual que antes, algo más por debajo del centro del círculo, para situar los ojos.

Con el esquema ya claro, dibujamos el resto de elementos de la cara y ya la tendríamos.

Dibujar la cara desde distintos ángulos

Si tenemos bien hecha la estructura ósea básica y hemos colocado bien dónde irán ojos, nariz, boca y orejas, podemos hacer fácilmente cualquier cambio de ángulo. Para ayudarte, puedes usar un huevo o cualquier objeto ovalado, trazarle las líneas, y probarlo en distintas posiciones.

También existe una aplicación llamada Head Model Studio, que te ayuda a aprender y estudiar los rostros en detalle. Aunque tiene una parte premium, la versión gratuita dispone de dos modelos con los que empezar a practicar. Al ser en 3D, puedes rotar, hacer zoom, inclinar… Y también puedes controlar la iluminación. Está para IOS y Android.

Otras formas de dibujar el cráneo

Ahora que ya hemos visto una forma estándar de dibujar una cara, vamos a ver otras formas sólo cambiando la estructura ósea de la mandíbula inferior. Podemos hacerla más robusta, alargada, con pómulos prominentes, ovalada…

Tal vez te interese:

Expresiones faciales

Ahora que ya está claro cómo dibujar un rostro y su estructura, vamos a pasar a la parte de las expresiones faciales. Dependiendo de qué expresión sea, se moverán unos músculos faciales u otros para dar con la expresión que se busca. Aquí intervienen el movimiento de las cejas, los ojos y la boca. Incluso si el dibujo es muy simplificado, se pueden plasmar infinidad de expresiones si has entendido bien las formas básicas de esos movimientos. Porque cuando en el dibujo se consigue reflejar una expresión en concreto, el rostro cobra muchísima más fuerza.

Felicidad

Al sonreír, los músculos de la cara se ven más relajados. Además, dependiendo del grado de la risa, los ojos se entrecierran. Podemos reforzar la sensación de felicidad levantando las cejas. Cuando es una carcajada, se agranda la boca y prácticamente se cierran los ojos.

Enfado

Cuando nos enfadamos, los músculos se agolpan en el centro de la cara. Según el grado de enfado, surgirán algunas arrugas en el entrecejo. Para reflejar un rostro MUY enfadado, podemos subir los extremos de los ojos y entrecerrarlos un poco, así como hacer la boca bastante abierta.

Tristeza

Cuando la expresión es de tristeza, las cejas se desplazan hacia atrás. Si el personaje está llorando, podemos reforzar esa idea haciendo que los músculos de las cejas tiren de los párpados. Para un lloro desconsolado, se pueden dibujar los ojos cerrados para darle más fuerza y dramatismo.

Otras expresiones

Para una cara pensativa, podemos hacerla con la mirada perdida y levantando una ceja tal vez. Para una expresión de susto, el rostro se tensa. Si la expresión es de sorpresa, los ojos se agrandan mucho y se abre la boca. Un truco para reforzar esta expresión es hacer las pupilas más pequeñas.

Rostros a diferentes edades

Obviamente, las proporciones a diferentes edades varían. Las proporciones de ojos y nariz son diferentes entre niños y adultos. Además, a medida que vamos creciendo, la estructura ósea se va marcando más.

Te voy a dejar algunos ejemplos de rostros que he ido dibujando estos años para los libros que he ilustrado. En esta que tenemos abajo, hay una niña de unos 2-3 años y una de unos 4-5 años.

Estos serían niños de unos 6 años aproximadamente.

Y estos serían niños más mayores, de entre 8-9 años. La cara es sutilmente menos redonda

Para las caras de adolescentes he puesto primero el ejemplo de Rapunzel. Aunque sigue conservando ojos algo grandes, la nariz ya se va alargando.

Estos son ejemplos de caras de adultos, de entre 25-45 años.

El padre de Rapunzel, que ya ha pasado los 50.

Y, por supuesto, personas mayores. Se les añaden algunas arrugas y la piel de la mandíbula y mejillas tienen un aspecto más fláccido.

Algunos tips y consejos para dibujar rostros

Tras mostrarte una manera sencilla de hacer un esquema para dibujar rostros, mostrarte diferentes expresiones y edades, etc, toca dar algunos tips y consejos.

Ir de lo general a lo específico

Te podrá resultar tedioso, pero te toca practicar con el círculo y el trazado de las líneas antes de dibujar los detalles de la cara. Practica desde distintos ángulos, y practica también el picado y el contrapicado. De esta manera puedes controlar mejor la simetría y darle una buena estructura. Después de eso, ya puedes empezar a añadir detalles en ojos, nariz, boca y orejas.

Estudia los músculos faciales

Los músculos del rostro son fundamentales para expresar emociones. Observa qué movimientos son los que le dan expresividad a un rostro, qué músculos participan, y de qué manera puedes sintetizar y dibujar esa expresión. Para mejorar con las expresiones, te recomiendo que practiques delante del espejo. Pon tus propias caras, fíjate en qué músculos se mueven y dibújate.

Mira libros y guías para dibujar rostros

Esto no deja de ser una entrada de blog, así que es imposible profundizar y abarcar demasiado, por eso te recomiendo que practiques con la ayuda de algún libro. hacerte de vez en cuando con libros de dibujo, arte, ilustración… te ayudará a crecer a nivel artístico. Ya sabemos que si quieres dedicarte a ilustrar tendrás que formarte continuamente.

El Retrato. Cómo dibujar rostros y figuras
En esta guía encontrarás información sobre esquemas, proporciones, perspectiva, anatomía facial… También tiene apartados sobre la composición del retrato y la iluminación.
Aprende a dibujar las expresiones de la cara
Este libro contiene cientos de modelos de rostros de diferentes edades para guiarte en la elaboración de expresiones realistas que te ayudará a expresar emociones en tus personajes.

Cursos online para aprender a dibujar rostros

Y si además de hacerte con algún libro te animas a hacer un curso, mucho mejor. En Domestika tienes Sketchbook del retrato: Explora el rostro humano, de Gabriela Niko, donde descubrirás las bases del retrato y cómo hacer bien los rasgos faciales.

Si quieres guardar este post en Pinterest puedes utilizar esta imagen

Y ahora que ya tienes claro el esquema, ¿qué te ha parecido?, ¿lo vas a poner en práctica?.

Comparte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre mí

¡Hola!, me llamo Mar Villar y soy ilustradora. En este blog hablo sobre mis procesos de trabajo, sobre la profesión, doy tips, consejos y recomendaciones… Puedes leer más en la sección Sobre mí.

Entradas destacadas

Suscríbete a

La Cartita del Mes

Suscríbete y recibe mi newsletter cada mes con adelantos de mi trabajo, consejos de ilustración y unas cuantas recomendaciones.

P.D.: Sí, también hablo de mis becarias.

Entradas relacionadas

Bienvenidos a mi nuevo blog

¡Hola! Estoy muy contenta de inaugurar un nuevo espacio por aquí. Los que me seguís de hace tiempo vendréis de mi antiguo blog. De momento