Hay veces que no necesito salir de la ciudad para huir de ella, me puedo escapar a algún rincón verde en donde (casi) no escuche ruido de coches y gente. En uno de estos rincones se encuentra una casa que me tiene enamorada, y muchas veces digo de broma que será mi futura casa/estudio. La arreglaría de arriba a abajo, pero conservando el encanto que tiene, y así viviría y trabajaría rodeada de árboles. En otoño podría ver la lluvia y las hojas caer, en invierno miraría por la ventana las ramas peladas de los árboles, en primavera saldría fuera a ver cómo salen las primeras flores, y en verano me sentaría a dibujar bajo los árboles. Y durante todo el año, mi gata trataría de cazar algún pájaro (sin éxito, claro, que la pobre es bastante torpe). Y como tendré un estudio bastante grande, querré compartirlo e invitaré a compañeros a trabajar aquí. Y como dicen que soñar no cuesta dinero, me dedico mientras a fantasear con la idea.

Si te ha gustado, comparte
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

6 comentarios en “Mi futura casa”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *